El DIY sobre masturbación masculina

El Do It Yourself en masturbación masculina | Kâfeïna Girl
¡Comparte!

Tras escribir el artículo ¿Cómo pajearse con un huevo? confirmo haber descubierto todo un mundo. Los hombres, demuestran ser poco consumidores de juguetes eróticos para satisfacer su propias necesidades sexuales. Sin embargo, son un pozo de ingenio en temas manuales. 😉

¿Porqué los hombres heteros no consumen tantos juegos eróticos para su propio uso?

La masturbación es una necesidad físiologica que las personas tenemos en un momento en concreto. Nos hemos preguntado cómo es que los hombres heteros no consumen tantos productos eróticos para satisfacer esta necesidad. Lo cierto, es que si se trata de satisfacer un impulso tan básico como la necesidad de ir a mear ¿porqué hay que comprar un producto especialmente para ello? Lo cierto, es que los hombres, durante su adolescencia buscan diversos sistemas de masturbación. ¡Es asombrosa la creatividad que llegan a tener! Desde agujerear un melón para simular una penetración, comprar entre amigos muñecas hinchables, utilizar un calcetín,… Hasta un rollo de pápel colocado hábilmente entre la tapa del wáter para hacer un mete y saca… Una infinidad de métodos bien hábiles y económicos (bueno lo del melón al precio que va quizás no tanto).

Instrucciones para masturbarte con frutas y semillas

Melones y sandías: fruta fresca de verano

Este parece ser el método más común entre los hombres. Dicen que el melón en su interior es lo más parecido a una vagina en embullición. Para preparlo, debes hacerle un agujero por el extremo más delgado. En algunos casos, se aconseja meterlo un corto tiempo en el microondas para ablandarlo un poco. El diámetro de éste debe ser menor al grosor de tu pene y la profundidad debe ser la mitad de la longitud de tu pene. A continuación introduce tu pene, sujetando el melón como si fuera una cabeza y empieza a realizar movimientos de mete y saca para que disfrutes al máximo.

El plátano pasivo: la funda del amor

¡Pues sí! El plátano no sólo es para las mujeres. Escoge uno que no tenga la piel muy blanda y corta una de sus puntas. Con una cuchara sácale el relleno aproximadamente hasta la mitad de tu longitud del pene. Hazlo cuidadosamente sin romper la cáscara. Una vez finalizada la preparación de la banana introduce tu pene por el hueco y realiza lentos movimientos de mete y saca. Cuando llegues a la mitad de de la profundidad notarás la fruta en el fondo. Aprieta fuertemente y notarás gran placer al ir desgarrando el plátano.

Lentejas, garbanzos, arroz… para fabricarte una funda granulada

Primero, ponte un condón en tu miembro erecto. A continuación, rellena un segundo condón con granos como, por ejemplo, arroz, lentejas, garbanzos o cualquier otra semilla pequeña. Después, colócalo encima del primero y ya puedes empezar a masajearte alrededor de la cabeza del pene. Disfrútalo mejor haciendo movimientos lentos y combínalo con movimientos que alternen el masaje de tu pene con movimientos circulares dentro de tu ano.

Masturbación masculina | Kâfeïna Girl

Como construir un Pocket Pussy y otros ingenios

¡Madre mía! ¡Cuánta creatividad! Cada vez que rasco un poco en internet más alucino con la información que puedes encontrar. Chicos, en You Tube, hay un sinfín de vídeos explicando como crear tu propio “Pussy Pocket“. Es decir, crearte tu propia vagina artificial. Entre tantos y tantos métodos, encontramos cosas bien curiosas. Unas parecen más prácticas que otras… pero indudablemente me he quedado atrapada viendo tanto manitas en la red 😀
Desde guantes de goma (de lavar platos o de látex) enrollados en una toalla o también con esponjas, simular un culo con dos globos e incluso, instrucciones para fabricar una sex doll con silicona. En serio, si alguien se atreve con este último, que me avise que da para escribir otro artículo 😉



¡Comparte!