¿Está mal visto que a una mujer le guste el dinero?

¿Está mal visto que una mujer le guste el dinero? | KAFETERA
¡Comparte!

Contraportada de La Vanguardia

El 14 de noviembre del 2016, encontré la siguiente contra portada en La Vanguardia:
Dilo, mujer: ‘¡Me gusta el dinero!’. Eso no te hace mala”. Una entrevista de Víctor M. Amela hecha a Renata Moitinho. Asesora a particulares, grupos y empresas y organizadora del primer foro de finanzas para mujeres, Finanzas en Femenino (FINenFEM).

La Vanguardia

Es obvio, que esta entrevista huele a promoción para un nuevo negocio dirigido a la mujer. ¿Y porqué no? Tod@s nos regimos por intereses. Sin embargo, hay maneras y maneras de hacerlo.
Las declaraciones entorno a la mujer emprendedora no son de todo ciertas a mi parecer. Como emprendedora puedo decir ciertamente no haber vivido nunca en mis carnes malas miradas por declarar querer ganar dinero ni haberme sentido mal por ello.

“Reconocer que querer ganar dinero no convierte a alguien en malo, a una mujer en mala mujer, en mala madre, en mala persona.”

¿Está mal visto que no nos guste este sistema?

El dinero no es quién trae la felicidad, eso es irrefutable. Lo que trae es tranquilidad frente a una necesidad de subsistencia. Pero esa necesidad solo se resuelve con dinero porqué así está montado el sistema. Todo se rige por un poder adquisitivo que es la base de lo que transcurrirá en nuestra vida. En otras palabras, tu vida depende de ello porqué así se inculcó.

Sin embargo, es cierto que quizás las mujeres nos cuesta más pedir un aumento o nos dé más reparo negociar temas de dinero. Por otro lado, puedo entender que para las que son madres la duda gira entorno a sus hijos. Preocupaciones como la de dedicar muchas horas a trabajar para conseguir dinero y calidad de vida, a cambio de restarle ese tiempo de dedicación a tus hijos. Y es cierto, que muchas mujeres se sienten mal por ello… Sin embargo, responderé con otra pregunta. ¿Acaso los hombres no deberían sentirse mal por ello también? ¿No pasar más horas con su familia? Mi crítica recae de nuevo en el sistema. En como está todo planteado. El problema es que solo trabajamos sin vivir la gran parte de nuestras horas para poder disfrutar otras pocas. ¡Y no! Cada vez menos podemos permitirnos tener hij@s. Y sí el dinero nos gusta, pero señor@s la salud de nuestros hij@s no es algo que debería tener precio. Es un derecho que se han pasado por alto… Porqué, por lo menos en España, no se contempla la fomentación de la natalidad sino más bien la aniquilación de una población cada vez más pobre.

Mujer y dinero | Kâfeïna Girl

Al margen de la situación económica, también es cierto que para emprender, seas del género que seas, una persona en solitario es muy costoso que lo consiga. Normalmente, emprende quién recibe ayuda familiar o ha encontrado una mínima estabilidad en su compañer@. Es decir, sin un euro en el bolsillo tampoco puedes empezar nada. Si no trabajas con contrato no hay dinero pero tampoco emprendes. Si emprendes te arriesgas a ser inestable y de repente no tener ni un duro y no poder pagarte un techo. Si tienes algo ahorrado te lanzas, pero tienes miedo… seas mujer, hombre, transexual o extraterrestre.

Por mi parte, subrayo que enfocar la escasez de mujeres emprendedoras como un problema que tienen ellas mismas con el dinero es bastante erróneo. Y más cuando hace años que ya estamos siendo educadas para estudiar y trabajar, en vez de servir, cocinar y coser. ¡Insisto! Los problemas son más bien sociales y es que todavía cobramos menos por la misma tarea que haría un hombre y tampoco no se nos trata por igual. Ironicamente, una mujer siempre será una excelente secretaria porque por lo visto ha nacido para ello. Pocas veces ascenderá una mujer en un alto cargo a no ser que no tenga hijos, no los quiera tener o ya los tenga bastante crecidos. ¿Porqué? ¡Muy simple! En las empresas se piensa que una mujer embarazada es un problema. Si contratas a una mujer y se queda embarazada a los 3 meses es un problema. ¿Acaso no será mayor problema el día que las mujeres dejen de procrear? No nos culpen por querer ser libres y madres a la vez. Monten un sistema en el cual madres y padres puedan trabajar y estar por sus hijos. Porqué los hombres, aunque nadie se lo haya dicho, también tienen derecho a estar más tiempo con sus hijos al igual que las madres descansar y disfrutar de vez en cuando de tiempo libre. Pero claro… para ello, hace falta dinero. Siempre el cochino dinero. Es por esta razón, que un gran número de emprendedoras suelen ser mujeres deseosas de ser madres que ven claramente que en una oficina van a quemar todos sus cartuchos. Van a tener a una criatura y disfrutará de la baja maternal. Sin embargo, si no le han hecho mobbing para que deje el puesto de trabajo, luego, o bien le reducen la jornada o bien trabaja como una mona ganando 4 euros y sin energía alguna para sus hij@s. Es decir, que la mujer sí sabe el valor que tiene el dinero. Sea para traer un hijo al mundo o para vivir su propia vida. ¡Somos calculadoras con patas! ¡Llevamos siglos haciéndolo!

¡Comparte!