Despelotada por Candela Cuervo

Desnudada por Cadela Cuervo | Kâfeïna Girl
¡Comparte!

#ProyectoKafeinaGirl: ¿Cómo retratar a una bloguer? – 1.0

23 de abril 2017

Fotógrafa: Candela Cuervo

Maquillador: Jaby Mku

Modelo: Domnina V.S.

Localización: Espacio interior – edificio secreto del eixample de Barcelona
Producción y atrezzo: Candela Cuervo y Domnina V.S.
Luces: Candela Cuervo
Figurante: Jaby Mku

↪ VER FOTOS: Dame más Kâfeïna Please

El 6 de diciembre hice una propuesta… y el 23 de abril empezó a hacer su efecto. Candela Cuervo ha sido la primera en aprovechar la ocasión y utilizar mi cuerpo para expresarse y expandir su creatividad.

Quedamos un día antes de fin de año, y me contó su idea. La capté enseguida. Quería aprovechar la idea de una bloguer que habla de sexo sin tapujos; un personaje que viene de otro planeta y que indaga y experimenta con el sexo. Su intención es desnaturalizar el cuerpo femeníno, empoderarlo y causar un fuerte impacto frente a la libertad de sexo concebida por las mujeres. Me motivó a tirar adelante para arrancar con el proyecto y el mismo día, establecimos un esquema de tareas: buscar localización, atrezzo, posibles escenas, encontrar un maquillador,etc. En marzo, Candela me muestra la localización: un viejo piso del mítico eixample de Barcelona, de altos techos, iluminación cálida y ambiente retro. Ideal para contrarrestarlo con un aire misterio y futurista. ¡Adjudicado! Ya lo teníamos casi todo y sólo nos faltaba reunirnos una tercera vez con Jaby, el maquillador. Le anunciamos el proyecto y parecía estar encantado y emocionado. Fijamos una fecha… El día de Sant Jordi a las 10h de la mañana… Listxs para una jornada intensa. Eso sí… a ambos les doy una grata noticia: “¡Estoy embarazada!” Mi cuerpo ya empezaba a cambiar. No sé si puede afectar al proyecto y la idea que tenía concebida la fotográfa… Pero, todo lo contrario, “¡Mejor!” _me contesta Candela_ “le dará un aire más de alienígena”.

“El café silba antes de que salga el sol y ella no tiene prisa.”

Fotos Candela Cuervo | Kâfeïna Girl

Idea expuesta por Candela Cuervo:

Una noche entre oscuridad y techno, Nina (Domnina VS) se gira hacia mi, “quiero que me fotografíes erótica, desnuda, un retrato como sexbloguera, pero no quiero lo típico, por eso te lo digo”. Aunque el bombo seguía resonando en la sala, me paré al momento, ahora bailaba mi imaginación. La propuesta me ilusionó al momento, poder fotografiar el cuerpo tan especial de Nina, todo largo, con aristas, con ese carácter de quien voltea un coche si le joden el día sin razón. Además se trata de una ‘heroína’ venida de otro planeta para entender lo inexplicable, con superpoderes con aroma a café sin azúcar, café oscuro, amargo, que hace temblar la cafetera porque se ha quedado hirviendo de rabia, olvidada en la cocina porque ella sigue pegada al ordenador intentando explicar con ironía y empatía los sin sabores de la condición humana, esa especie que habita el planeta donde se cayó de su nave, no sé si a propósito o por accidente, da igual, aquí estaba buscando en mi reacción si me animaba la idea de fotografiarla.

Erotismo, aliens y café en una foto, se me hizo la mente agua y con fluidez la imagen se dibujó. Kâfeïna Girl en una de esas tantas noches que aún no se acaban, ella se ha despertado antes que el día, tranquila en su casa vacía de objetos humanoides, se pasea por las habitaciones escudriñando sus probetas, buscando algo, el café burbujea inquieto con más preguntas, ninguna respuesta.

Lo último que queda de la oscuridad es mi luz favorita, ese momento incómodo porque enseguida se ha ido, que tiñe todo de azul hasta el negro más denso. En la habitación de al lado algo rojo sucede, llamando con insistencia al detector de sensibilidad que se implantó en el cuello. El despertar es lento, se viste esta vez con el cuerpo de mujer, llega a la cocina, es un decir porque no cocina, experimenta compulsivamente, se le amontona todo, mientras el café lo salpica. Ella sigue con sus quehaceres aunque con un poco de mala leche matutina, a estas alturas, algo de lo humano se le ha pegado. Se toma su café, se enfada porque la respuesta a sus ensayos no llega, pero sigue tranquila, hacer preguntas le llena más que responderlas. Mi cámara intrusa retrata ese erotismo de mujer a su aire, haciendo lo que le apetece, sin explicaciones ni convencionalismos humanos, sin peinar ni lavar la cara. El café silba antes de que salga el sol y ella no tiene prisa. Saborea el café, amargo con ese aroma tan intenso que tienta la cámara hasta el borde del precipicio de la taza.

“…escudriñando sus probetas, buscando algo, el café burbujea inquieto con más preguntas, ninguna respuesta.”

Fotos Candela Cuervo | Kâfeïna Girl

Experiencia de Candela Cuervo:

Me encanta que me propongan que les fotografíe, en seguida en mi mente se suceden escenarios e historias. Escucho las ideas de la otra parte, no mucho, lo justo para saber cómo le gustaría verse en las imágenes, pero después yo hago la mía: esa imagen que se instaló en mi mente y en lugar de irse, evoluciona y evoluciona hasta que ya nadie puede sacarla a no ser que sea con lo pixeles por delante.

Con Nina este proceso fue como el café: fluido, intenso y que repetirías una vez y otra, aunque el corazón se ponga como una patata. Desde el primer momento confió en lo que le proponía, aunque seguramente algunos detalles le hacían dudar de cómo se encontraría ella entre tantas ideas que parecían algo inconexas, la intuición nos guiaba a tientas y la confianza en la profesionalidad de una y la otra nos animaba a seguir. Solo faltaba alguien que con poco entendiera mucho, y Jaby era la persona indicada para hacer un maquillaje con cansancio urbano actual e ilusión futurista de un amanecer fracasado. Su ilusión nos empujó hasta el fondo y el día esperado para la sesión sería el menos indicado, Sant Jordi en medio de la ciudad. La mejor manera de celebrar un día como ése, es encerrándose a trabajar en lo que te gusta, iluminar rincones oscuros, fotografiar una alienígena ávida de sexo que almacena probetas para entender si hay amor, despreocupada y sola en su casa con una habitación de luz roja al lado que le acompaña todo el rato. Fue fácil, incluso placentero. Me divertí, disfruté de cada disparo y, aunque cuando ilumino me pongo un poco seria y voy a destajo, creo que Nina y Jaby también se divirtieron y encontraron inspiración en su trabajo a cada rato.

Ni el hambre, ni el cansancio, ni el embarazo de Nina nos pararon, solo fue una bañera de agua helada a las 22h del segundo día que dio el remate como un invitado incómodo a tanta fiesta de creatividad.

Retocar las fotos fue seguir creando, fue difícil editar el material para elegir las 20 mejores fotos entre tantas. Hubo un pequeño giro de guión por sorpresa mía que acabó de dar coherencia a todo: la imperfección. Desde el primer momento queríamos explorar la imagen de la mujer en el retrato erótico, más allá de la imagen anquilosada y para ello lo primero era cambiar el rol de la modelo en este tipo de imagen.

La imagen de la fotografía erótica acostumbra a ser un halago a la belleza del cuerpo femenino como objeto de deseo por sus formas abandonadas a la mirada del espectador, curvas bien puestas, lencería fina en orden y posturas suavemente explícitas. En nuestro caso el halago era el de ver una mujer a su aire, con el poder de decidir cómo sentarse sin manías por si el culo eso o la teta aquello, haciendo algo
más que provocar eróticamente al espectador porque hay muchas cosas más importantes que hacer
en la mañana. Déjame tomar mi café tranquila y si he manchado la taza es tu problema por fijarte en eso.

“La imagen de la fotografía erótica acostumbra a ser un halago a la belleza del cuerpo femenino como objeto de deseo por sus formas abandonadas a la mirada del espectador, curvas bien puestas, lencería fina en orden y posturas suavemente explícitas.”

Fotos Candela Cuervo | Kâfeïna Girl

Experiencia del maquillador y figurante: Jaby Mku

Para mi ha sido un placer colaborar con este proyecto de Candela Cuervo y de Domnina V.S. Ha sido una experiencia de la que nos hemos compenetrado e involucrado hablando el mismo lenguaje. Un proyecto que va más allá del erotismo al uso que te invita a otra dimensión mucho más amplia de un desnudo que se complementa con un enfoque mucho más futurista, alienígena por decirlo de alguna manera. No son sólo fotos. Son fotos que cuentan una historia, que te hacen cuestionar sobre realidades paralelas que tenemos que crear en una cruda realidad. Todavía vivimos en una sociedad llena de machismo y sexismo unidos: el desnudo erótico solo tiene un camino y nos olvidamos de que es una manera de expresar y de manifestar. No tiene una interpretación sino muchas. Depende del contexto y de lo que se pretenda.

Como Maquillador no puedo estar más satisfecho con el trabajo que he realizado con Domnina. He experimentado un estilo de maquillaje de ‘Desmaquillaje’, de desaprender todo lo aprendido, de volar y sobre todo de plasmar la idea que tenía Candela Cuervo que además de una genio como fotógrafa es una bellísima persona.

Como figurante también ha sido gratificante y he podido disfrutar en todo momento.

“Todavía vivimos en una sociedad llena de machismo y sexismo unidos: el desnudo erótico solo tiene un camino y nos olvidamos de que es una manera de expresar y de manifestar.”

Fotos Candela Cuervo | Kâfeïna Girl

Ficha técnica (13 de abril del 2017):

  • AMBIENTE – oscuro light after dark (luz difusa y suave azul en general con toques rojos y puntos de luz amarilla), misterioso y anacrónico apariencia general actual pero con algun toque futurista;, laboratorio plantas-casa de la abuela.
  • ESTILISMO – desnudo en general con un par de complementos: bolero rojo de manga larga (jersey o camiseta cortada por encima de los pechos) + falda plástica larga muy larga o shorts de cintura alta plasticos + batin rojo, azul o plástico
  • PERSONAJE – tranquilo, intenso, despreocupado, ido en algun momento
  • MUAcorte de pelo bob medio largo con rapado en nuca + ojos after party negros no muy fuertes y sin lágrimas, labios rosados casi pálidos, pómulos resaltados con matiz plata + leds red en el cuello, yemas red de los dedos y planta de los pies en rojo
  • ATREZZO – montones de libros sobre placer, lampara de mesa amarilla, 15 frutas rojas (: granada, manzana, semillas cafe, tomate desparramado) en bolsas de plástico, 1 planta grande en bolsa de plástico con etiqueta roja, 15 esquejes en vasos pequeños en gelatina roja, dildo rojo, cafetera metal-cafe-taza blanca
  • ESCENAS :
    • El dormitorio azul y la habitacion roja de al lado ella es lascivia, leds rojos, corte de pelo, cuello, pie, desnuda
      atrezzo: montones de libros por los rincones, cama negra con sabana plastico, lamparilla de mesa luz amarilla
    • En la bañera de leche azul (*) y la habitación roja de al lado ella esta en su momento, en el agua, pierde la forma humana, fuma, se mira al espejo.
      atrezzo: agua con leche teñida de azul, dildo rojo en plastic bag, cigarro
    • En la cocina azul y su colección de frutos rojos ella se prepara el café, apaga el fuego, se espatarra en la encimera tomando el café
      atrezzo: 15 bolsas de plastico ordenadas con frutos rojos, nevera luz amarilla
    • En el vestier oscuro y su laboratorio de conversión ella se viste, se hace un lío con el plástico, tiene una planta y un cuerpo de hombre guardados en el armario
      atrezzo: planta grande en bolsa plástico con etiqueta roja en el armario, cuerpo de hombre con plástico en el armario, luz azul dentro del armario
    • En el pasillo amarillo y el laboratorio embrionario del placer ella recibe el éxtasis encima del mueble laboratorio de esquejes, la baña la luz amarilla de la ventana.
      atrezzo: mueble con puertas de armario semiabiertas de donde se ve un montón de esquejes en gelatina roja, luz azul en el interior del armario

(*) Esta escena fue la única que resultó imposible de realizar. ¡El agua de la bañera estaba congeladísima! Los súperpoderes de Kâfeïna Girl no fueron suficientes. 😛

¡Comparte!