Desvirtualización de Kâfeïna Girl

Desvirtualizando a Kâfeïna Girl
¡Comparte!

Llega el momento de dar un giro a este blog y aportar algo más que mi opinión acerca de ciertos temas.
Confieso mi pereza por seguir hablando únicamente de porno, sexo y feminismo. Admito estar bloqueada por estos temas. Quiero explorar lo que significa ser bloguera y cuáles son las virtudes y riesgos del mundo mediático. Cuáles son los temas que giran en su entorno y, mediante ello, aportar un análisis sobre distintos temas que afectan a las personas…

El mundo virtual transforma nuestro ‘Yo’ más profundo. Inmersos en una era tecnológica en la que es inevitable ser controlados por la misma información que compartimos nosotros mismos. Podría compartir cualquier tema musical, independientemente de si me gusta o no… Entonces, habría un volumen de gente pensando que pertenezco a una tribu social amante de ese tipo de música. Hago cuatro dibujos y automáticamente me convierten en ilustradora… o mejor aún, dicen que vivo de ello. Y al decirlo, ¿cuántos más lo creerán?

¿Da igual lo que digan de ti? ¿Lo importante se reduce únicamente a que hablen de ti sin importar quién ni cómo? ¿Hasta qué punto estamos dispuestos a renunciar a nuestra propia identidad a cambio de un minuto de gloria? Estaremos de acuerdo que el éxito no es un sólo comentario sino un sinfín de pequeños éxitos que hay que trabajar día tras día. Sin embargo, un sólo comentario puede cambiarlo todo y no, no está del todo bajo tu control. Si el influencer que comenta tiene más peso que tu… ¡Anda con cuidado! A veces, las consecuencias pueden ser peores que la censura de Facebook 😉

¿Quién es Kâfeïna Girl?

Escribo mi blog sin ánimos de lucro. No vivo de él y eso tampoco me quita el sueño. Proveniendo del anterior proyecto Golden Sex Dreams, todavía me siguen vinculando al mundo del sexo aunque mi lucha siempre han sido los estereotipos. Confieso ser poco amante de los consejos sexuales vía internet, de los juguetes eróticos, del porno por no encontrar nada que me despierte realmente y mucho menos del paripé que exige el mundo mediático… Si habéis seguido mi contenido, podréis ver que básicamente se ciñe en introducir la reflexión. Naturalizo ciertos temas con la finalidad de romper con ciertos tabúes y cambiar el pensamiento único.

La desvirtualización

Del verbo desvirtualizar, con el significado de ‘conocer en persona a alguien con quien previamente se ha establecido una relación virtual‘. Es decir, conocerlo en persona.
Con este concepto empiezo un proyecto entorno a Kâfeïna Girl… Un pequeño reto en el que me presto para ser ‘desnudada’ frente a la audiencia. Presto mi cuerpo como fuente de expresión libre… Un proyecto vivo … Abierto a todo el mundo y que irá tomando forma… Sin prisas pero sin pausa.

PREGUNTA: ¿Tú cómo crees que es Kâfeïna Girl? ¿Qué percibes de ella? Y lo más importante… ¿Qué parte de ti estás plasmando en ella?
Espero tu participación en los comentarios 😉 ¡Gracias!
¡Comparte!