Sandroide Turbolover:
conquistando mundo, música y futuro

Sandroide Turbolover | Kâfeïna Girl
¡Comparte!

#Presentación / Bio

Soundcloud | Turbolover You Tube | Turbolover Facebook | Sandroide TurboloverTwitter Turbolover

↳ Humana y Androide. Hago música, lo que se llama producirla, pero en realidad es componerla. Lo hago sola con Turbolover y acompañada por Albel en Hong Kong Luna. También pincho mp3 con muy buen gusto. Y formo parte, muy activa, del Frente Sónico Futurista de Barcelona. Lo de antes ya no importa, excepto el amor que quede. Y además está todo en La Red.


Sandroide Turbolover | Kâfeïna Girl
Fotógrafo: Albert Fernández

1. ¿Cómo ves al #Mundo?

Me parece muy aburrido. El planeta es precioso y los seres humanos somos capaces de hacer verdaderas birguerías, pero en general siempre me ha parecido que “el mundo” va muy despacio, que es lento, incluso tonto. E injusto. Pero a veces un día de sol puede hacer milagros.
Sandroide Turbolover | Kâfeïna Girl

2. ¿Cuál es tu relación con la #Música?

La Música lo es absolutamente todo para mí y desearía haberme dedicado en exclusiva a ella desde que sentí su llamada, de bien pequeña. Recuerdo la primera canción improvisada que canté a mi familia, y tengo mi primer tema grabado (en cassette) quejándome sobre los niños y el fútbol. Me costó muchísimo atreverme a cantar en público y también encontrar a las personas que podían ayudarme a que mis melodías tomaran forma, ya que yo no tenía formación ni experiencia, pero sí tenía canciones grabadas con un walkman y un casio. Realmente Albert (Albel) y Ángel Fernández me ayudaron mucho construyendo “Bostezos Cósmicos”, que luego tocamos con HKL y Qbits. El primer disco de Hong Kong Luna fue como ir al Insti y ya con las bandas, claro, aprendes de música y aprendes de la vida. Y también de bailar, porque la danza forma parte de la expresión musical, en mi opinión. Con Groovycosta me introduje en la electrónica, de la que ya venía un poco puesta en la teoría gracias a Ciencia Infusa, el programa sobre ci-fi que hice en Radio P.I.C.A. Pero fue con Diamantes Brutos, grupo de improvisación total, con quienes perdí del todo el miedo a los instrumentos, el miedo en definitiva, y la vergüenza, y aprendí a escuchar mis propias emociones como si fueran música y no solamente letra. En fin, la música ha sido mi manera de expresarme favorita, bailando, tocando, cantando, haciendo letras o lo que sea. Aunque hasta ahora había hecho más bien synthpop, synthpunk, al final me he decantado totalmente por la electrónica porque es lo que más me gusta y como mejor sueno, y me permite experimentar en solitario. Con Turbolover hago shows y me lo paso pipa componiendo canciones cortas de cosas que me suceden y me inspiran, con bases techno, new beat, trance, lo que sea, lo que tenga la energía que quiero transmitir. Con Hong Kong Luna las producciones son mucho más elaboradas, ahora estamos trabajando en temas nuevos que pronto verán la luz.




3. ¿Cuál es tu batalla de cara al #Futuro?

La personal es robarle tiempo al tiempo, pero eso es imposible, así que bailo para recordarme que estoy viva y soy veloz. El Futuro siempre existe, de un modo incluso más plausible que el presente y es bastante más interesante que el pasado. Te da la oportunidad de hacer las cosas de otro modo, a ver qué pasa. El Futuro significa novedad, significa que cambiamos, mutamos constantemente, y el mañana es solamente un plan.

Con el Frente Sónico Futurista, dibujamos un futuro en el que quepa la experimentación, la diversidad, la tecnología, la rabia y la esperanza. La muerte, el sexo, la vida, todas esas cosas de las que la ciencia-ficción clásica a veces se aleja, al intentar ser más sesuda, y que en cambio la música, el directo, la pasión, interpreta como algo más dinámico y en movimiento. La música electrónica permite estar flotando en un contstante futuro-retro-futuro, en un loop de siempre mañanas con infinitas posiblidades y sensaciones por explorar. Y representa muy bien toda la ci-fi y las visiones de futuro tecnológico. Desde el principio, los músicos de electrónica tenemos una curiosa debilidad por el futurismo y la ciencia-ficción. El Futuro, como concepto, ha formado parte de mi background artístico queriendo y sin querer, así que le tengo mucho cariño. Y cada día lucho por él. O sea que el Futuro es, en sí, mi batalla.

Fotógrafo: Albert Fernández
¡Comparte!